Escritor, cineasta, actor, director, formador

El Camino y el Joven

por Sergio Mercurio

por Sergio Mercurio

Ese hombre que viene caminando
sabe algo.
Se acerca.
Lo que sabe 
le brilla
pero aun así es ese brillo que impide ver
si ese hombre es joven.
Se acerca más.
Camina sobre el camino
que ahora mismo guarda su paso
El camino esta inmóvil
esperando otros pasos
El joven se acerca
ignora lo que sabe el camino
El solo sabe
que su saber es de la arena un grano.
Si el supiera,
como sabe el camino,
que todo nos conduce
a ningún lado
no camisaría tan rápido
No está mirando ese valle por donde pasa
el descanso.
El viento 
que arremolina pasiones
y trae envuelto en su manto
un levantamiento de tierra
que nada busca
pero que todo alcanza
viene a soplar el ánimo del joven.
Pero el camino, 
que viene estudiando al viento
después de tantos años,
se hace curva al mismo tiempo
que precipicio.
Es entonces cuando el viento 
muere a la verde
y se eterniza
sellando un antiguo pacto.
Es aqui cuando este joven
deja sus cosas de lado para decir lo que sabe
y dice
Voy hacia América
porque esperaba hallarse en algún lado 
y vio allí su único páramo
dice
Voy hacia América
porque sintió allí el porvenir
como antes imaginó el futuro en unos brazos
por eso cuando este joven dice
"Voy hacia América"
deja caer su verdad
creyendo que la siembra.
Es entonces cuando el camino
elige el momento y responde
aunque en realidad pregunta
Solo una palabra la basta al camino
cuando ha guardado milenios de silencio
y pronuncia: ¿Vuelves?
Este joven que venía caminando traía algo que sabía
en sus manos
Ahora ya nada sabe
No sabe si va o si viene
si vuelve o ha comenzado
Ahora este joven esta parado 
en medio del camino
El camino guarda millones de cosas más importantes que él
guarda, por ejemplo, una piedra
que se deshace tan lentamente
que parece que no lo hiciese
El camino mismo es una parte ínfima 
de la voluminosa sierra
Pero esa sierra es una parte pequeña del amanecer que comienza
Y ese amanecer
es solamente un fruto de una rotación de la tierra
Un giro planetario más
como otros tantos
El sol mira ese giro
Se vuelve sobre sus espaldas y descubre otros soles
aun más brillantes
aun más inmensos
todos los soles se miran
y ven que son mirados.
En este preciso instante
una parte atómica del universo,
un hombre joven,
retoma su paso
sabiendo que vuelve.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Se agradece compartir

articulos
Sergio Mercurio

BRUJAS

Mi padre pregonaba el ateísmo. El me convenció de una forma muy didáctica la imposibilidad de que Dios existiera. Me pareció razonable. Nunca en su

Seguir leyendo »

Esos Mierdas

Me levante sereno porque me di cuenta que  tenia tiempo. Calculé y fui a bañarme. Salí sin mirar el reloj y me vestí y hasta

Seguir leyendo »

Ahora

Está convencido pero no sabe como explicarlo Ya le ha pasado otras veces, De pronto le aparecen en la cabeza cosas raras, dibujitos, formas, símbolos,

Seguir leyendo »

Un Día

Y un día lo hizo. Venía dándole vuelta, de hecho todos sabíamos. Pero claro, son cosas que pasan, que se dicen. Son palabras. Cosas que

Seguir leyendo »