Escritor, cineasta, actor, director, formador

Un día

por Sergio Mercurio

por Sergio Mercurio

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Fue lo único raro. Acodarse de una cosa intrascendente, me dijo, te acordás el día que comimos facturas solas.

Y un día lo hizo. Venía dándole vuelta. Pero claro, son cosas que pasan, que se dicen. Son palabras. Cosas que no valen nada. Cuándo pasó lo que pasó, y no me refiero al acto en sí sino a todo lo que pasó después, a todo eso que la sociedad creó para ser más civiilizada y que si te toca vivir, es decir, si te toca entrar en ese maraña que es un proceso judicial, tramites, policia y plata es posible que pienses que no importa el resultado, ojo, porque el hecho de tener que enfrentarte a eso te lleva un tiempo tan grande, que vas a maquinar otras decisiones y lentamente veras la curvatura en tu columna y confirmarás que vas perdiendo todos los horizontes posibles.

Ella parecía que estaba fuerte, se la sentía fuerte. No había nada para desconfiar. De hecho la vimos el día anterior, estuvo en casa.

Me llamó la atención que vino, siempre decía que iba a pasar , y nunca pasaba. Todas nos pusimos contenta al verla. Era alegre. O simpática. No se cuál sería la palabra. A mí me dijo lo mismo que me decía siempre, las mismas cosas. Lo único que me llamó la atención fue eso que se acordó algo de cuando éramos chicas. Fue lo único raro. Acodarse de una cosa intrascendente, me dijo, te acordás el día que comimos facturas solas. Yo me acordaba. Te comiste dos cañoncitos, me dijo. Entonces abrió la mochila y sacó un paquetito. Lo puse arriba de la mesa riéndome. Le dije que pase a la mañana y que los comeríamos tomando mate. Y bueno, listo, nos vemos, nos vemos y se fue. Tenía que ir para el lado de la estación así que yo salí con los chicos a saludarla, y la vimos irse. Ahora me viene a la cabeza la pregunta si ella ya sabía o se le ocurrió cuando estaba cruzando

la via. No sé. No sé si justo estaba por pasar el tren. No sé.

5 comentarios

  1. La sustancia no interesa. Un día.Comentario intrascendente. Qué pasa? Qué puede pasar? No pasó nada. Y se te vino la montaña sobre la cabeza. Para aprender,
    un excelente relato. Gracias Sergio.

  2. Un día cualquiera, una visita inesperada o esperada un tiempo atrás; un recuerdo, insustancial, remoto,insignificante. Que pasaría luego? Tendría que pasar ? O ya había pasado todo como cualquier día, otro día mas. De pronto como si cayera un rayo en d´´ias sin tormenta, en una tarde tranquila y soleada cae ese rayo fatal y explota tu cabeza. Hecho como se debe. Excelente relato, gracias Sergio.

  3. Me impacta la situación, entiendo fue un suicidio. Un momento de locura, o premeditado…»fue lo único raro», no le damos trascendencia a momentos que sin embargo notamos «raros»…»Se veía fuerte…», o …se mostraba fuerte?… queda la incógnita para siempre. Muy bueno Sergio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Se agradece compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email