Escritor, cineasta, actor, director, formador

Primera declamación del náufrago

por Sergio Mercurio

por Sergio Mercurio

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Para mi amigo Diego, por traerme de vuelta

Recuerdo que existió durante un tiempo la expectativa sorda de que Eso hiciera mejores a todos. Lo escuché varias veces.

Primer recuerdo

En primer instante, cuando empezaron las muertes, sentí la necesidad de colocarme en un sitio. Algo visible, juguetón y crítico, para ayudar a recordar. Creé. Lo que pude. Estuve presente. Me acerqué a personas que estaban lejos. Nunca fui tan lejos. Tuve noticias de Eso. La casa se convertía en un martirio. En mi caso conocí los rincones. Vacié lo vacío y lo contrario. Supuse. Eso es siempre mi condena. Supuse que estando todos quietos iba a desaparecer aquello que solo sirve si te estás moviendo. Durante más de un año los celulares advirtieron que la aplicación “Ubicación”, no tenía más sentido. Supuse yo, que el encuentro: la voz y el roce iba a florecer como nunca. Perdí en este tiempo contacto con ciertos homo sapiens, con quienes creía haber construído una hermandad. Acepté del querer el olvido. Ellos sonríen de manos dadas, sobre sus pechos. Con el tiempo entreví que yo estaba en la lista de los que desapareceríamos. Y aquí estoy, escribiendo, solo, en silencio, ellos dominan el planeta, son la enorme mayoría. No sé como tocar un Phono Sapiens.

En tiempos donde nadie escucha a nadie

en tiempos egoístas y mezquinos

en tiempos donde siempre estamos solos

Fito Paez

Segundo recuerdo

Recuerdo el comienzo de esto porque Gabriel golpeaba las manos y para no generarme desconfianza, se separaba de la vereda y se bajaba hasta la calle para saludarme. Tenía un carro blanco donde cargaba algunas cosas para cortar el pasto hasta que la máquina se le quemó y me pareció lógico prestarle la mía. Hacía unas semanas que había dejado de decir que estaba como siempre. El se había convertido en las reales consecuencias de Eso. ¿A quién puede importarle la muerte si tiene una vida de esas? Intimamente yo quería que no me hable de tan lejos, de hecho a veces solo pasaba a saludarme, y yo le agradecía, de cerca. Nuestras diferencias eran que su hija jugaba al fútbol en otra categoría, pero eran iguales: las dos pateaban una pelota para divertirse. Me dijo varias veces dónde vivía. Veinte cuadras. Era esa la distancia real que nos separaba. Mi hermano vive a 7, pero cuando llego Eso: se fue a otra galaxia. La última vez que lo vi a Gabriel, estaba al borde. Me comentó que de tener un celular tal vez podría remontar algo, le conseguí uno. Nunca más supe de él.

Tercer recuerdo

Cuando la limitación de Eso no fue tan limitante, traté de volver a hacer lo que antes de Eso había hecho. Lo intenté. Ahí comprendí el secreto del afilador. Ser un viejo de bicicleta, con un flautín azul en la mano, haciendo un sonido violín a la espera que alguien por nostalgia me llame.

Recuerdo desordenado

Casi no había hablado con Francisco, pero sabía que hacer equilibrio le había dado frutos, y tenía algunos ahorros como para un salvavidas. Había sido, como yo, un tenedor de silencio. Después sucedió que tuve miedo y no pude ver más que lo que me chocaba. Me aislé. El miedo, ese amigo, me acorraló. Y otro amigo me salvó. Subite a un colectivo y venite, cuando te rías vas a volver. Me fui y reí. Volví a hablar con Francisco, estoy saliendo, me dijo, ahora no puedo hablar, estaba manejando un Cabify.

Cuarto recuerdo

Acepté por vez primera la mendicidad. Es como los otros dicen. Mendigar es cómodo. Incluso se puede tener orgullo en ello. Se puede, incluso, tener hijos para estar allí tiempo completo. En la mendicidad observé mi tiempo más claramente. Solo quien se permite renunciar a ciertos gestos en su trabajo, solo quien elige que cosa hace o no: ve otros mundos. El resto: los políticos, por ejemplo, los banqueros, los dueños y más que nadie todos aquellos que tienen que, todo el tiempo, publicar lo que hacen, piensan y critican con la espera de agradar a todos: son mendigos también. No sé quién es más pobre.

Quinto recuerdo

Recuerdo que existió durante un tiempo la expectativa sorda de que Eso hiciera mejores a todos. Lo escuché varias veces. Entre las voces mudas, las que esquivan la sociabilidad boba de este tiempo, había datos históricos que anunciaban que sería al contrario. Y fue. Lo politicamente correcto se impuso mientras la hipocresía vestía su mejor camisa, y le daba su sitio. Eso acabó con la compasión y por fin Dios murió y qué importa quien fue Nietzche. Los buenos, que nunca han sido los justos, corrieron su vista hacía abajo donde ahora lo más mínimo los esperaba, lo más básico, lo indivisible, lo celular. Y allí: respiraron. El Phono Sapiens se encaramó en la cúspide para quedarse. En el silencio desde el que escribo no hay absolutamente nada hermoso que compartir.

Biografía

Es extraño lo que me pasa. Recuerdo claramente cuando estaba ahogándome. Recuerdo suponer la tierra firme. Estoy aquí ahora y aun todo me parece mar. ¿Se puede flotar en la tierra?

La declamación

Para que Dios se imponga se necesitó, según los doce, que mate a su hijo sufriente después de mostrarlo como el mejor de los humanos. Fue ese gesto que infundó el miedo, hizo creer al homo sapiens algo tan contradictorio como: Intenta ser como el hijo de Dios y ya verás. Fue miedo la razón. Dos mil años después poco importa los gestos infanticidas de Dios.

El Phono Sapiens es un Dios, él es su mundo, se observa y se registra, opina de todo y siempre tiene razón. El phono Sapiens consume. Esta de acuerdo o no, necesita o ríe. No registra los tenedores de silencio

Imperturbables, unos últimos homo sapiens lanzan al espacio el mayor telescopio de la especie. Pasaron veinte años construyéndolo. Éste se aleja a un millón y medio de kilométros para entender como todo ha comenzado. El telescopio se ocupa de no girarse para ver como todo está terminando.

Habrá que declararse imcompetente

en todas las materias del mercado

habrá que declararse un inocente

o habrá que ser abyecto y desalmado

Fito Páez

41 comentarios

  1. En tu corazón vive la libertad
    En la libertad si quieres sentirás
    Ya lo sentirás y pedirás perdón
    Y, al pedir perdón, le agradecerás
    Y, al agradecer, entonces amarás.
    «Vamos a lograrlo» (Fito)

    Gracias por los relatos, Sergio. Muy bueno leerte.

      1. Siempre un gusto, Sergio.
        Es un nuevo disco, te recomiendo el tema; dice mucho de lo que compartes en estos relatos.

  2. Hola Sergio.
    Em ‘Eso’ creio ser irremediavelmente importante o silêncio. porque está necessária muita paciência, sobretudo cada um consigo mesmo.
    Os desesperos e os Phono Sapiens haverão ainda de multiplicarem-se mais.
    Saber o que fazer é eficiente; e saber o que não fazer é milhares de vezes mais eficiente. saberemos em breve pois o futuro é ancestral.
    Muchas, muchas gracias. por el cuento y la presencia.

    1. E isso mesmo, meu irmao. O silencio da gente nao e facil, nao. Eu to curioso de saber si este Stop me leva a um lugar certinho

  3. Gracias Sergio por compartir este año y por todo lo que aprendo de ti.
    Me resono mucho este relato de mendigar, mendigar el afecto, mendigar los abrazos, mendigar la presencia de alguien que queremos, me trajo recuerdos, gracias de corazón un abrazo

  4. Tengo puesto YouTube en el phono y el algoritmo me tiró Al lado del camino justo después de haber terminado de leer. Peronismo de derecha en su máximo expresión.

    “Si alguna vez me cruzas por la calle
    Regálame tu beso y no te aflijas
    Si ves que estoy pensando en otra cosa
    No es nada malo, es que pasó una brisa
    La brisa de la muerte enamorada
    Que ronda como un ángel asesino
    Mas no te asustes, siempre se me pasa
    Es solo la intuición de mi destino“

  5. Me gustó mucho leer cada viernes tus relatos, aunque no siempre tiene una algo para acotar. Porque hay textos que te dejan sin palabras … congruente con lo que se transmite del portavoz..
    Saludos abrazos feliz vida .🙏🌬️💨

    1. Sergio. Inmensas gracias por tu apoyo y disposición alegre para ayudarme a recuperar mi rodilla. Abrazo grande

  6. Sergio, quizá no puedas imaginarte cuanta luz y calor nos arrimaste. Gracias por el tiempo compartido. !!!Abrazo maestro¡¡¡

  7. Enorme abrazo con el cariño intacto Sergio! Gracias x los relatos q hacen de los viernes un día especial. Buen año a vos, la familia, los vecinos del Banfield x donde caminé mi Infancia. Leerte tb me lleva x ahí.

  8. Alguna vez esto me pasaría. Confuso mi entendimiento. Mi vista ya muy gastada a veces no logra detener los párrafos que saltan de arriba hacia abajo o se pierden en la nada. Una lectura no alcanza. Vuelvo y busco. Intuyo una herida.Imagino. Un náufrago. La soledad colmada de recuerdos. Luces, sombras. En algo no estoy de acuerdo,. el fhono sapiens no es un dios, lo parece, por ahora, pero tiene sus años contados.
    y perecerá indefectiblemente, como todo adminiculo que el hombre crea por avaricia y consumo. En cambio, el otro, el sólo, el naufrago terminará salvando el tiempo y será un semi dios porque habr´a superado las peores tormentas y los escollos mas complicados y su declamación sonará a gloria y no a desencanto. Y se acabó la t inta. Te cuento algo personal. Hace unos días me llamó alguien. Quería formalizar un homenaje en mi honor en mi pueblo natal, inscribir mi nombre en una placa y colocarla en un lugar público. Todo por algo que con un pequeño grupo de amigos habíamos hecho en mi pueblo hace aproximadamente 80 años. La gente está loca, que te parece?

    1. Pibe, disfrutalo. Si despues de 80 años en se acuerdan anda, miralo y reíte. Podes llegar a encontrarte con el pibe que fuiste. Te abrazo

  9. No has perdido lectores Sergio. Los cuentos son excelentes. Reconfortan un montón
    Gracias y feliz 2022.

    1. No es mío, lo leí, en una sintesis del filósofo surcoreano aleman que no me acuerdo el nombre. Te recomiendo una explicacion que se llama No COSAS

  10. Sergio, obrigado por dedicar à criação sua vida. E por ser tão generoso em compartilhar. Que venham tempos em que se valorize o pensamento criativo e a ação generosa, para todo sempre, com telescópios acompanhando ou não, amém!

    1. Olha meu amigo. Tem vezes que acontece assim. Voce tem uma coisa estranha em voce, quer falar daquilo, mas nao sabe bem como, pra quem. De repente nao aguenta mais e fala. De slgum jeito. Quando voce faz aquilo e encontra outros olhos na sua frente, voce pega coragem e continua. Eu estou feito de isso. Nao posso estar so comigo. Nao nasci para monje. Necesito isto, te ler assim como li as pessoas que aqui escreveram dizendo. Eu continuo aqui. Estou te lendo, vendo, sentindo. Com PRINCIPIA, foi assim. Com este exercicio das Sextas feiras esta sendo assim. Neste final de ano, Necesite saber alguns dos nomes de estes amigos que continuan me percebendo. Que bonito saber que voce, faz o caminho ate o castelhano para me sentirw. Amen, meu amigo

  11. Excelente
    Pensaba que todos estamos todo el tienpo mendigando . Algunos metodos son mas sofisticados otros mas vulgares.

    «Con una rubia en el avion «directo a brasil, con una rubia en el avion dispuesto a morir »
    Cristian Puga y los ladrones sueltis

    1. Hernan. Me alegra que compartas eso. La primera sensación que tuve cuando apareció el IFE fue extraña. Lo recibí y bueno a los dos meses no hubo más. Pero después cuando pasó todo el año y no había manera de conseguir trabajo entré en el mecanismo al que nunca accedí anteriormente que fue :escribir un proyecto para que te den plata en el fondo nacional de las artes. Me llamó la atención que sea como sea tenes que conocer el mecanismo de la mendicidad de cada sector. A veces, como vos decis el mecanismo es super complejo. Incluso tenes que tener un título universitario para poder conseguirlo. Pero es un mecanismo de mendicidad. Estamos en una maroma que va instalando mecanismos de mendicidad. Tenes que agradarle al que te da trabajo, subsidio,o plata. Ahora se ha desvirtuado el concepto amistad. Se mendiga amistad. Lo que me parece mas patético es ciertos mecanismos diábolicos que se instalan. En nuestros país los que crean mecanismos de mendicidad son aquellos que le soban el lomo a ciertos agentes de diversos campos. Son seres que no dejan de ser chupamedias, incapaces de crear las reglas de un juego justo. Hay, y me gustaría volver sobre lo que escribí, seres buenos. La bondad es lo que prima para el phono sapiens. La bondad se ve bastante y el gobierno establece uno tras otros mecanismos de mendicidad más simples. Descuentos banco provincia es lo mas tipico. Cuenta DNI. El gobierno tiene varios mecanismos de mendicidad para que vuelvan a elegirlo. Esto es infinito

  12. Yo escribiría este relato en piedra. La sumergiría muy profundo para que sólo los ahogados de futuro (y los buzos obvio) pudieran ser testigos de la época en que la mentira creció tanto, que sólo un puñado de sobrevivientes fueron testigos del juego macabro detrás.
    Cada uno con su snorkel, cada uno con su tacho para pedir monedas.
    El gusano que crece en mí después de conocerte tiene el don del baile del candombe. Sabe que el arte de la guerra es el engaño y cuando el enemigo tiene todo para ganar, a uno solo le resta prepararse. Yo por mi parte, estoy aprendiendo a nadar. Te abrazo enorme amigo maestro compadre.

    1. Compadre, gracias por tu valoración. Y por hacerme responsable de un gusano que baila e candombe.Yo aquí como vos sabes, no pienso hacer la guerra con un escarbadientes. También me preocupa y bastante no saber si podré inventar el fuego. Para vos y los que nadamos. Rabia, rabia ante el deseo de a luz, como diría el poema de cooper. Ojalá estemos nosotros mismos desde elfuturo llamando.

  13. Acá estamos y seguiremos esperando tus relatos increíbles que acompañan. Los comentarios de tus lectores y amigos son un plus amoroso que completan cada una de tus obras, y que personalmente agradezco. Fuerte abrazo, querido jardinero, y que el 2022 te sea pleno de alegría.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Se agradece compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Más relatos de viernes

Nuevos Consejos Útiles

Estamos muy satisfechos por todos aquellos seguidores que día tras día nos envían agradecimientos por el primer consejo útil que hicimos público. Nos referimos al

Seguir leyendo »
articulos
Sergio Mercurio

BRUJAS

Mi padre pregonaba el ateísmo. El me convenció de una forma muy didáctica la imposibilidad de que Dios existiera. Me pareció razonable. Nunca en su

Seguir leyendo »

PODCAST: Echado de la librería