Captura de pantalla 2018-02-09 a las 2.27.30 p.m.Sábados de febrero

El director y docente teatral rosarino Severo Callaci repone sus obras más emblemáticas.

Los personajes que habitan los universos creativos del actor, director y docente teatral rosarino Severo Callaci, sin lugar a dudas uno de los más talentosos de su generación, encontraron el caldo de cultivo más fértil de su recorrido en la mirada de Sergio Mercurio, conocido como el Titiritero de Banfield.

Un largo proceso que comenzó hace más de una década, terminó con el estreno de El ángel de la valija, que el sábado regresa a la cartelera local luego de un recorrido por otros escenarios. Se trata de uno de esos espectáculos que sin exagerar dejan huella en la memoria por su coherencia entre ética y estética, por sus singularidades en términos poéticos, pero sobre todo, por su inusual modo de transitar un mundo bello y al mismo tiempo doloroso, haciendo equilibrio con cierta nostalgia que se cuela entre el humor y el acontecimiento político deliberadamente corrido del panfleto.

El ángel de la valija se presentará desde este sábado, todos los sábados de febrero y marzo, a partir de las 21, en el Cultural de Abajo, de Entre Ríos 579

Callaci, conocido en el ámbito teatral por su particular manera de concebir los lenguajes escénicos, disecciona y exhuma un único personaje que se esgrime como una especie de sobreviviente de estos tiempos (incluso más allá de la muerte), en el que conviven, a partir de la lógica que indica que “todos somos uno”, un puñado de otros seres que están pregnados por la historia de Ezequiel Sanguinetti, un cuidacoches de un barrio de Rosario con destino de ángel.

 

De aquí a poco me voy a La Pampa